Alimentación infantil 100% ecológica | Contacta

¿Por qué los tarritos de Smileat no llevan almidones añadidos?

El almidón es un polisacárido de reserva, es decir es un carbohidrato  que se presenta como una sustancia blanca y sin sabor, que lo podemos encontrar en números alimentos como son el maíz, la patata, el arroz, la pasta, el pan…

Se llama polisacárido de reserva, porque actúa como combustible celular, ese decir, las enzimas degradan esta sustancia en azúcares simples, que nuestro cuerpo lo utilizará como energía, en caso de tener exceso de glucosa lo almacenara como “energía de reserva” en forma de glucógeno o en el tejido adiposo.

Por lo que el almidón es un componente abundante en diferentes alimentos y que aporta una buena fuente de carbohidratos.

¿Entonces… por qué Smileat no añade almidones añadidos?

Debido a que en los primeros meses de vida el aparato digestivo se está desarrollando poquito a poquito, por lo que los bebés presentan una baja capacidad gástrica, no pudiendo digerir bien compuesto como el almidón, concretamente la baja digestibilidad del almidón sucede porque todavía los niveles de las enzimas pancreáticas son bajas. Conjuntamente hay que tener en cuenta que aquellas sustancias que no sean digeribles por el cuerpo no aportan nutrición alguna.

Smileat apuesta por no añadir almidones añadidos y presentar el producto con su textura propia, ya que lo único que se busca en su adicción es su uso como agente espesante y  gelificante. Además de que para ayudar a la digestión de los más peques, en Smileat se lava y se deja en remojo el arroz y la patata antes de ser utilizada, consiguiendo eliminar gran parte del contenido de almidón propio que aportan estos productos.

 

Sara Margüenda

Comparte este post
  , , , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *