Alimentación infantil 100% ecológica | Contacta

¿Sabrías identificar el huevo que consumes?

Huevo ecológico

Para que un huevo pueda ser comercializado deben cumplir los reglamentos comunitarios y la normativa nacional de aplicación.

¿Cómo podremos identificar si un huevo es ecológico?, pues con el primer dígito impreso en la cáscara.

– El primer dígito está relacionado con el código de la forma de cría:

  • 0 estaremos ante un huevo ecológico, gallinas criadas al aire libre y cuya alimentación es a base de agricultura ecológica.
  • 1, el huevo será campero, gallinas criadas al aire libre,
  • 2 gallinas criadas en naves cerradas sin posibilidad de salir al exterior, son gallinas criadas en el suelo.
  • 3 gallinas criadas en jaulas con poco espacio para moverse.

El resto de dígitos nos darán información adicional de donde se ha producido:

– El segundo y tercer dígito, se corresponde al estado miembro de la UE donde procede.

– Los siguientes 8 dígitos, corresponden:

  • los dos primeros al código de la provincia
  • los tres siguientes a los códigos del municipio
  • los tres últimos a la granja de producción

Estos dígitos van impresos con tinta apta para uso alimentario. Además de esta información puede añadirse la fecha de la puesta, consumo preferente, marca comercial,…

huevo

 

Los huevos en general se clasifican en:

Categoría A: Son huevos frescos de la más alta calidad. No son lavados, ni limpiados ni sometidos a tratamientos de conservación. No se refrigeran. La cantidad almacenada en establecimientos no debe sobrepasar los 3 días de venta al por menor.

Deben cumplir además los siguientes requisitos:

  • Cáscara y cutícula:normales, limpias e intactas.
  • Cámara de aire:de una altura no superior a 6 mm. En el caso de huevos comercializados con la mención «EXTRA», no podrá ser superior a 4 mm.
  • Clara: transparente, sin manchas, de consistencia gelatinosa y exenta de materias extrañas de cualquier tipo.
  • Yema:solo visible al trasluz como una sombra, sin contorno claramente discernible, que no se separe del centro al someter al huevo a un movimiento de rotación y sin materias extrañas de cualquier tipo.
  • Germen:desarrollo imperceptible.
  • Olor:ausencia de olores extraños.

Clase B: Huevos de segunda calidad, no se consideran dentro de la categoría de huevos frescos, ya que han experimentado un tratamiento de limpieza, desinfección por inmersión, refrigeración o conservación.
Clase C: Son aptos para el consumo humano pero únicamente podrán destinarse a industrias alimentarias autorizadas o a industrias no alimentarias.

Los huevos frescos destinados para su consumo como huevos de mesa se clasifican en función de su peso en cuatro clases:

  • XL: súper grandes: de 73 g o más.
  • L:grandes: de 63 a 73 g.
  • M:medianos: de 53 a 63 g.
  • S:pequeños: menos de 53 g.

Un huevo fresco debe venderse al consumidor en los 21 días posteriores a la fecha de puesta, aunque se puede consumir hasta la fecha de consumo preferente indicada en el estuche, que es 28 días desde el día de la puesta.

*Os recordamos que, aunque el post de hoy haya sido dedicado al huevo ecológico, ninguno de nuestros tarritos Smileat tienen trazas de huevo.

 

Isabel Barcenilla

Comparte este post
  , , , , , , ,


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *