elEconomista.es

  La primera marca española de alimentación infantil 100 por ciento artesanal ya exporta a China y pronto comenzará a distribuir sus productos también en Italia y Portugal. La materia prima procede de agricultores españoles, es siempre de temporada y no se le añaden concentrados, espesantes, sal o azúcar Sérvula Bueno

Continuar leyendo