ENVIOS EN 24-48H. GRATIS EN COMPRAS +30€

Alergia al pescado en bebés

Alergia al pescado en bebés

Algo que deben hacer los padres es estar pendientes de las alergias en los infantes. Una de las más comunes es la alergia al pescado en bebés. ¿De qué se trata esa enfermedad y qué se debe hacer? Veamos las respuestas.

¿Qué es la alergia al pescado en bebés?

Este es un padecimiento que se produce por la reacción exagerada que tiene el sistema inmune ante la ingesta de este animal. Ese tipo de situaciones son más frecuentes entre los niños de uno o dos años. La razón es que durante ese tiempo llegan a tener su primer contacto con el alimento y su cuerpo lo clasifica con un agente invasor que hay que combatir.

El hecho de que un bebé tenga una reacción adversa a los peces, no quiere decir que se generaliza la condición a todos los productos que provengan del mar. Incluso dentro de la gama de los pescados hay muchas variedades que contienen distintas proteínas que son alérgenas. Así que si, se puede ser sensible a ciertos peces y consumir los otros grupos sin presentar síntomas. 

Además, otra creencia falsa es que la enfermedad incluye a todos los animales marinos, como los mariscos, cuando en realidad no lo es. Estas especies tienen una composición biológica muy distinta a los peces. Esto quiere decir que sus proteínas no son las mismas. Por lo general, la sensibilidad hacia ellos se desarrolla en adultos.

Un detalle importante es que en los bebés se presentan algunas alergias que con el tiempo se superan. Sin embargo, con el pescado se puede tener la misma reacción toda la vida. 

¿Cuándo se determina que un niño tiene alergia al pescado?

Si sospechas que tu bebé tuvo un episodio leve de alergia después de consumir este alimento, no dudes en visitar a su médico. El pediatra alergólogo, debe analizar con cuidado el caso, puesto que la próxima vez los síntomas pueden ser más graves. 

El especialista solicitará exámenes de sangre para detectar la presencia de inmunoglobulina E que contienen los peces. Además, hará pruebas cutáneas con el objetivo de determinar el tipo de reacción. Si los resultados no son concluyentes, bajo un ambiente controlado en el centro de salud será preciso hacer otros estudios. 

Estos se basan en administrar distintos tipos de pescados de forma progresiva. De esta manera, se obtiene una conclusión exacta de lo que sucede. Además, se puede determinar cuál es el grupo de alimentos peligrosos. Así se establece la dieta, con el fin de que sea completa y sana en su totalidad. 

En el caso del atún se ha determinado que algunas personas tienen sensibilidad ante una preparación específica. Sin embargo, puede tolerarlo en otras presentaciones sin representar ningún peligro. Por eso, las pruebas de provocación o de exposición son muy adecuadas. 

¿Qué es la anisakis?

Este es un agente nocivo presente en los peces y otros animales del mar. En ocasiones, hay personas que consumen un pescado o marisco que es habitual en su dieta y tienen una reacción alérgica. ¿Por qué? Eso se debe a la presencia de este parásito en el producto.

Lo que quiere decir que el bebé o el adulto no son alérgicos a los peces o crustáceos. Más bien, es la presencia del anisakis lo que desencadenó el ataque del sistema inmunológico. Para evitar otro episodio, lo más recomendable es no consumir pescado crudo o con poca cocción

También es preferible que los productos del mar que vaya a cocinar que estos hayan sido congelados a -20 °C durante 7 días. Por otro lado, los pescados del río no suelen tener la presencia del anisakis, por lo que se puede consumir sin ningún problema. 

¿Cómo se manifiesta la alergia al pescado?

Es común que el niño comience a desarrollar síntomas a las pocas horas o minutos de haber consumido el pescado. Las alergias suelen revelarse en tres grupos principales. Uno de ellos son los problemas cutáneos, lo que incluye: los ojos llorosos e inflamados, urticaria o ronchas en la piel o la cara, hinchazón de orejas, párpados y labios.

También están los síntomas estomacales como: vómitos, dolores, diarreas y náuseas. Los más alarmantes son los problemas respiratorios: pitos o dificultad para respirar, tos, presión en la garganta, tos y rinitis. Las personas asmáticas tienen más probabilidades de tener un episodio grave.

¿Cómo saber cuándo la situación es complicada?

Hay varias maneras de detectar que un niño está a punto de tener una crisis grave. Una de ellas es si observas que hay más de un síntoma presente. Por ejemplo, si comienza a toser, vomitar y le aparecen ronchas; eso quiere decir que hay más de un órgano comprometido.

También debes estar pendiente si el bebé tiene dificultad para respirar, toser de forma repetitiva, garganta se le cierra, se le inflama la lengua, se desvanece, los labios se tornan azules o se pone pálido. En el primer caso, debes acudir al médico de emergencia. 

En cambio, en el segundo, si ya tienes un diagnóstico, se espera que tengas a la mano una epinefrina y antihistamínicos. Suministrarlos de inmediato en ese orden porque se trata de una urgencia y llévalo al centro de salud más cercano.  

¿Cómo se debe tratar un bebé con alergia al pescado?

Lo primero que te indicará el médico es que suspendas de la dieta del infante el tipo de pescado en cuestión. Eso incluye los caldos, sopas o arroces que se preparan con alguna de sus sustancias. También debes verificar todas las etiquetas de los productos que compres con el fin de descartar cualquiera de sus derivados.

Por otro lado, debes encargarte que tanto en la escuela como cualquier otro familiar que tenga contacto con el niño, conozca su condición. Así, cuando le vayan a preparar la comida tenga en cuenta los cuidados necesarios.

Además, debes incluir en su maleta una inyección de epinefrina para los casos de urgencia y explicarles cómo se administra. Si vas a un restaurante, informa al personal sobre la enfermedad del bebé para evitar la contaminación cruzada.

Otras alergias:

Alergia al gluten en bebés

Alergia al huevo en bebés

Alergia a los crustáceos en bebés

Alergia a los cacahuetes en bebés

Alergia al pescado en bebés

Alergia al apio en bebés

Alergia a los lácteos en bebés

Alergia a la soja en bebés

Alergia al sésamo en bebés

Alergia a los sulfatos en bebés

Alergia a los frutos con cáscaras en bebés

Alergia a los altamuces en bebés

Alergia a los moluscos en bebés

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

 Español