ENVÍO* GRATUITO A PARTIR DE 30 EUROS (*PENÍNSULA)

calabaza-bebe-6meses-smileat

La Calabaza. Sus beneficios en la alimentación de bebés, niños y adultos

La calabaza o zapallo pertenece a la familia de las cucurbitáceas, igual que los pepinos, calabacines o melones. Como la mayoría de las cucurbitáceas, la calabaza está llena de semillas, que también se pueden comer.

La calabaza dispone de una infinidad de beneficios para la salud de bebés y adultos, contiene muchos nutrientes, pero lo más interesante es su bajo contenido en energía, es decir en kcal y grasas. Primero, es buena para la vista gracias a la vitamina A, que es esencial para prevenir las enfermedades de la vista, como cataratas, y mantener el ojo con buena salud, pero también la vitamina C, la vitamina E y los beta-carotenos que se encuentran dentro, gracias a su fuerte color naranja.

Los beta-carotenos proveen aproximadamente el 50% de la vitamina A. Además presentan numerosos beneficios en nuestra salud gracias a su alto poder antioxidante, previniendo ciertos cánceres, el envejecimiento de la piel, la diabetes y la presión arterial alta.

Para los adultos o bebés no lactantes que tengan problemas estomacales, consumir calabazas es muy beneficioso y ayuda a las digestiones pesadas o lentas, pero también a proteger el estómago del exceso de acidez gracias a los mucílagos que contienen. Un tipo de fibra soluble de naturaleza viscosa que tiene la capacidad de formar una capa protectora tanto para el estómago como para disminuir los niveles de alcohol. Se encuentran también en las algas o en las semillas de chía.

Además, comer calabaza viene muy bien para evitar exceso de apetito, ya que un 90% de su contenido es agua y contiene fibra. Asimismo, su dulzor hace que no tengamos tanta necesidad de consumir otros productos de menor calidad nutricional.

La calabaza es un vegetal del que se aprovecha absolutamente todo, ¡hasta sus semillas! Estas se pueden ingerir crudas o un poco tostadas, aunque se recomienda consumirlas molidas, lo que permite un mayor aprovechamiento de los nutrientes. Muchos son los beneficios de las semillas de calabaza, pero la más relevante es su alta cantidad en zinc, relativamente poco habitual en los alimentos vegetales. El cinc permite un buen estado del sistema inmunitario, y previene los resfriados frecuentes, pero también la fatiga crónica. Para los niños, esas semillas mejoran el aprendizaje y el seguimiento escolar. La presencia de ácidos grasos esenciales tanto Omega 3 como Omega 6 en las semillas, ayuda a disminuir el colesterol, la hipertensión y por lo tanto mejora el funcionamiento del aparato circulatorio. Son muy recomendables durante las etapas del embarazo, gracias a su contenido en vitaminas y minerales como el ácido fólico.

En purés, asada, o rellena... la calabaza tiene varias vitaminas y beneficios para mantener el cuerpo en buen estado de salud gracias a su riqueza vitamínica, pero también gracias a los minerales que contiene como el potasio, el magnesio y el hierro. Son muchas las formas de cocinarla y adaptarla a la dieta de tu bebé para que tu y tu peque podaís poder disfrutar de todos sus beneficios, ¿cuál es tu favorita?

 Español  Inglés