ENVÍO* GRATUITO A PARTIR DE 30 EUROS (*PENÍNSULA)

yoga-bebé-smileat

Cinco ejercicios para hacer con tu bebé

Hacer ejercicio con un bebé recién nacido en casa es, en muchas ocasiones, misión imposible. Por eso hemos buscado unos ejercicios que puedes hacer para empezar a coger tono muscular y forma física, sin dejar de atender a tu pequeño.

Además, se va a convertir, seguro, en uno de los momentos del día mas divertidos para ambos. Así que busca un hueco en vuestro día a día postparto, coge una alfombra acolchada y poner música que os conecte entre vosotros. Intenta convertirlo en una rutina agradable para los dos, para que así quieras recuperarla cada día.

ejercicios-niña-madre-smileat

Estos son cinco ejercicios suaves que podrás practicar en casa y con tu bebé:

 

Sentadillas

Coge a tu bebé y colócalo en un portabebés. Abre ligeramente las piernas y flexiónalas. Baja echando los glúteos hacia atrás e intenta que las rodillas no pasen por delante de los pies. Si pierdes el equilibrio, intenta hacer lo mismo apoyada a una pared o silla.

Si no tienes portabebés, puedes hacer lo mismo sosteniendo el bebé con los brazo estirados, aunque el nivel de dificultad crece considerablemente.

Plancha

Tumba a tu peque en el suelo, mirando boca arriba. Ponte encima de él y coloca tus brazos doblados a cada lado, apoya los codos. Estira las piernas y aprieta el abdomen. Mantente así durante unos 20 segundos y descansa.

Postura del gato

Es una de las posturas básicas del yoga para principiantes, que puedes practicar fácilmente. 

Pon al bebé en el suelo, mirando hacia arriba. Sitúate a cuatro patas y coloca las muñecas justo debajo de los hombros. Separa las rodillas, han de quedar tan abiertas como las caderas. Coloca la cabeza mirando hacia abajo. Vacía los pulmones.

Inspira profundamente mientras elevas la espalda, arqueándola, sin despegar las manos del suelo. Agacha la cabeza y mete el abdomen hacia dentro. Estira los brazos.

Mantén esta posición y la respiración durante 10 segundos. Después vuelve a tu posición inicial dejando el aire lentamente.

Brazos

Coge a tu bebé. Estira tus brazos y colócalo frente a ti. Sube los brazos hacia arriba mientras expiras y, una vez arriba, empieza a bajar poco a poco soltando el aire lentamente.

Puente

Túmbate boca arriba, flexiona las rodillas y coloca los pies ligeramente separados apoyados en el suelo. Coge a tu hijo y ponlo sobre tu cadera. Levanta suavemente tu cuerpo haciendo fuerza con las piernas y apretando los glúteos. Baja lentamente sin apoyar el culo en el suelo, y vuelve a subir.

Si te gusta este artículo, también puedes ver:

 Español  Inglés