SEGUIMOS OPERANDO CON NORMALIDAD EN NUESTRA TIENDA ONLINE. EL PLAZO DE ENTREGA YA ES EL HABITUAL. 48/72 HORAS

leche-materna

Consejos para conservar la leche materna

 

Si has decidido dar el pecho a tu bebé, verás que es una decisión muy reconfortante pero a la vez bastante esclava, y cuanto más si practicas la lactancia a demanda. En todo momento has de estar a disposición de tu bebé, las 24 horas del día.

Si, además, has de incorporarte al trabajo y sigues dando el pecho o, símplemente, quieres ir al gimnasio, a cenar con las amigas o que tu pareja se encargue de las tomas de la noche, necesitas un plan alternativo: la extracción y conservación de la leche materna.  

 

Extracción de leche materna

Vamos por pasos. Para empezar, para extraer leche materna necesitarás un instrumento especial para ello: el sacaleches, que puede ser eléctrico o manual. Además, también necesitarás bolsas de congelación de leche o botecitos especiales para ello.

Es súper importante que todos los instrumentos estén bien esterilizados y limpios, y tus manos también desinfectadas.

 

Opciones para conservar la leche materna

Una vez extraída la leche materna, es muy importante ser rigurosos con la conservación para que ésta esté en perfectas condiciones para su consumición.

Es recomendable guardar la leche en pequeñas cantidades, de unos 50 o 100 ml, y anotar en los envases la fecha de extracción para ir consumiéndolas por orden.

 

 

Conservación en frío o congelación

La leche puede conservarse de dos maneras: o bien en la nevera, en frío, o bien congelándola. En la siguiente tabla (fuente Medela) encontraréis las pautas de almacenamiento de la leche una vez extraída.

 

Recomendaciones sobre descongelación

Lo ideal es mantener la cadena del frío, es decir, que la descongelación sea progresiva. Si no es posible, tendrás que calentarla cuanto antes:

  • Calienta un cazo con agua y, una vez fuera del fuego, introduce el envase de leche extraída hasta que alcance la temperatura deseada.
  • Si la calientas al microondas, después remueve bien la leche para que la temperatura sea uniforme.

 

Conservación en frío o congelación

La leche puede conservarse de dos maneras: o bien en la nevera, en frío, o bien congelandola. En la siguiente tabla (fuente Medela) encontraréis las pautas de almacenamiento de la leche una vez extraída.

 

Recomendaciones sobre descongelación

Lo ideal es mantener la cadena del frío, es decir, que la descongelación sea progresiva. Si no es posible, tendrás que calentarla cuanto antes:

  • Calienta un cazo con agua y, una vez fuera del fuego, introduce el envase de leche extraída hasta que alcance la temperatura deseada.
  • Si la calientas al microondas, después remueve bien la leche para que la temperatura sea uniforme.

Si quieres saber más, entra en nuestro blog de comida ecológica

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

 Español  Inglés