ENVÍO* GRATUITO A PARTIR DE 30 EUROS (*PENÍNSULA)

Nutrientes que Ayudan a Proteger la Piel del Sol

Nutrientes que Ayudan a Proteger la Piel del Sol

El sol es indispensable para la vida y, por tanto, también para el organismo humano tanto a nivel físico como psicológico. De hecho, la luz es tan importante para nuestra salud mental que se ha observado cómo en invierno existe un mayor número de casos de depresiones frente a la primavera o el verano.

Se ha observado que en España, al igual que los países mediterráneos, al tener más horas de sol que en el resto de Europa las personas pasan más tiempo en la calle favoreciendo las relaciones sociales, lo que ayuda a una salud mental equilibrada.

El sol estimula la producción de la vitamina D que nuestro cuerpo tanto necesita para absorber el calcio y mantener nuestros huesos sanos y fuertes, de hecho a los más pequeños se les tiene que suplementar con esta vitamina para ayudar en el rápido crecimiento de sus huesos. No obstante, el sol es muy peligroso si no se toman las medidas adecuadas a la hora de exponerse a ello.

Los niños pequeños son los más vulnerables frente a las amenazas del sol. Por ello, toda medida es buena y necesaria para que su cuerpo esté protegido frente a los peligros del sol.

Se deben tomar medidas tales como utilizar protector solar, ponerse un sombrero, llevar gafas de sol que bloqueen los rayos UV y sobretodo evitar las horas centrales del día. Ya que la exposición prolongada sin seguridad puede favorecer la aparición de eritemas, quemaduras de primer y segundo grado, cáncer de piel, cataratas y otros trastornos de la vista, envejecimiento prematuro de la piel e inhibición del sistema inmunitario.

Protegerse correctamente del sol permitirá obtener todos los beneficios que aporta al organismo y, al mismo tiempo, evitar los riesgos derivados de una exposición prolongada a él. Además, nuestra alimentación puede ayudarnos a estar más fuertes frente a las amenazas del sol. Elegir una alimentación basada en alimentos frescos ricos en diferentes nutrientes nos ayudará. Te presentamos algunos nutrientes que te van a ayudar a protegerte y a proteger a tu bebé del sol esta primavera – verano.

Licopeno

El licopeno es un carotenoide que según el British Journal of Dermatology reduce en un 40% el riesgo de quemaduras solares. Es el causante del color rojo por lo que podemos encontrarlo en la sandía, el tomate, los pimientos rojos o las fresas.

Vitaminas A, E y C

Estas vitaminas las puedes encontrar de forma natural en los alimentos y sería suficiente con tener una dieta variada y rica en frutas y verduras.
La zanahoria con una alta concentración de betacaroteno es una fuente de vitamina A, la cual ayuda mucho a tu sistema inmunológico para combatir el daño externo.

La vitamina E la puedes encontrar en las hortalizas de hojas verdes, como la espinaca y el brócoli. También los frutos secos como avellanas y almendras. Los aceites de maíz, soja y las semillas también aportan esta vitamina.

Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C. Para ingerir las cantidades recomendadas de vitamina C, es buenísimo tomar frutas cítricas (naranjas, limones, mandarinas,..), kiwi, fresas, melón así como tomate y pimientos rojos o verdes.

Omega 3

Los ácidos grasos omega 3 ayudan a mejorar la inmunidad y prevenir los efectos dañinos del sol. Podrían ser beneficiosos en casos de dermatitis atópica. Podéis encontrarlo en el pescado azul, nueces, semillas de lino y chía.

Selenio

El selenio es otro potente antioxidante que ayuda a preservar la elasticidad de la piel y retrasar su envejecimiento. Podemos encontrarlo en los cereales integrales, algunos mariscos, el ajo y los huevos.

Zinc

Muchos de los protectores solares que utilizamos contienen zinc. Muchas investigaciones han demostrado que ayuda al tratamiento de enfermedades de la piel, los eczemas reaccionan positivamente ante este mineral favoreciendo la regeneración de la piel. El zinc es un oligoelemento necesario para que el sistema inmunitario funcione correctamente. Lo contienen el pollo, el pavo, la ternera y el queso.

Ahora que empieza el buen tiempo y pasamos mucho tiempo expuestos al sol debemos cuidarnos para evitar problemas en el futuro. No sólo hay que protegerse del sol cuando estamos “tomando el sol” en la playa, también es necesario cuando vamos por la calle y más aún cuando vamos con nuestro bebé.

Protégete y protege a los más peques y ¡sal para aprovechar el solecito!

 Español  Inglés