descuento-quince-por-ciento
quince-por-ciento-de-descuento-en-segunda-unidad

Filtros

Filtros
Más filtros
Tarrito de cocidito con ternera y jamónbebé comiendo un tarrito de cocidito con jamón y ternera
230 g

Si el cocido es “Typical spanish”, este tarrito es “Typical Smileat”.

Ahorra 0,40 €

230 g
Precio normal2,69 €

El tarrito para combatir la edad del pavo.

Ahorra 0,40 €

230 g
Precio normal2,69 €

Nuestras abuelas están orgullosas de este tarrito.

Ahorra 0,40 €

230 g

Vas a flipar con todas las propiedades de la chirivía

Ahorra 0,40 €

230 g
Precio normal2,69 €

A los bebés gymbros les encanta este tarrito.

Ahorra 0,40 €

Un tarrito que está casi mejor que las croquetas de nuestras madres.

Ahorra 0,42 €

Pack de potitos de carne para bebé
230 g
Precio normal30,86 €

Hemos puesto toda la carne en el asador con este pack

Ahorra 4,63 €

Pack Carne
  • ✓ Flexible, fácil y sencilla
  • ✓ Cancela o pausa cuando quieras
Pack Carne y Pescado
230 g
Precio normal30,67 €

¿Tu peque es más de carne o de pescado? ¡A nosotros nos mola todo!

Ahorra 4,60 €

Pack Carne y Pescado
  • ✓ Flexible, fácil y sencilla
  • ✓ Cancela o pausa cuando quieras

Alimentos que acompañan al bebé desde la alimentación complementaria y su crecimiento posterior

Descubre

Elaborados con ingredientes 100% ecológicos frescos y de temporada como carne, pescado, verduras, hortalizas o frutas.

Tarritos ecológicos Tarritos

Los diferentes sabores ayudan a desarrollar el paladar y la aceptación de distintos alimentos. No llevan conservantes ni aditivos artificiales.

Meriendas y snacks Meriendas

Son muy fáciles de digerir y suponen un complemento perfecto a la lactancia materna al proporcionar una fuente adicional de nutrientes.

Papillas Papillas

Tarritos de carne de Smileat

¿Qué carne puedo darle a mi bebé?

La introducción de carne en la alimentación complementaria de un bebé es un paso importante, ya que proporciona nutrientes esenciales para su crecimiento como proteínas de alto valor biológico y minerales como el hierro o el zinc. Te dejamos algunos consejos sobre cómo hacerlo de manera segura y saludable:

  • Pueden incluir carne desde los 6 meses, como la mayoría de alimentos.
  • Es preferible empezar con carnes magras y tiernas, como el pollo o el pavo, siempre bien cocinadas y con una textura que puede ir desde puré hasta en trozos con un corte adaptado, como los que se proponen en el método Baby Led Weaning (BLW).
  • Es recomendable mezclarla con verduras: ¡nuestros tarritos de carne con verduras le encantarán!
  • Otras opciones de carnes son la ternera, cerdo o cordero, son opciones con un perfil nutricional ligeramente distinto que le proporcionarán variedad a la dieta.
  • Recuerda que sus requerimientos de proteína son específicos y que su sistema renal tiene que adaptarse a estos alimentos de origen animal, por lo que las cantidades deben ser máximo de 20-30g al día para que su organismo pueda gestionar esa proteína animal sin problema.
  • Evita carnes de caza silvestre como el ciervo, perdiz o jabalí, debido a que se cazan con munición de plomo y contienen cantidades altas de esta sustancia.

¿Cuándo empezar a darle potitos de carne a mi bebé?

Puedes empezar a ofrecer tarritos de carne, ya sea pollo, pavo, ternera o cordero desde los 6 meses. Dentro de esta categoría, todos nuestros tarritos de carne se destacan como una alternativa práctica y muy sabrosa para introducir proteínas de alta calidad en la dieta de los bebés desde el inicio de la alimentación complementaria. Tendrás una variedad de opciones para empezar, como:

Otro gran destacado es el tarrito de CA-CHI-TOS Arroz con Pavo y Verduras. Es una receta suave con un equilibrado sabor a verduras, un aporte extra de carne de pavo y pequeños cachitos de arroz sin triturar. Tiene ingredientes tan variados como la berenjena, calabacín, judía verde, tomate, zanahoria y cebolla.

Los tarritos ecológicos de Smileat están elaborados en una antigua fábrica de conservas, siguiendo el método tradicional de generaciones pasadas. La elaboración consiste en batir todos sus ingredientes lentamente por un pasapuré, dejando una textura y color diferente en cada tarrito. Además, todos los tarritos se esterilizan y pasan por un proceso de vacío, consiguiendo así, evitar la necesidad de incluir aditivos ni conservantes en los purés. Toda la materia prima usada para los tarritos es ecológica, libre de tóxicos y pesticidas, asegurando la calidad del producto al 100%.

Es por ello, que decimos que nuestros tarritos están hechos como en casa; si algún día no te da la vida para cocinar, puedes tener a mano alguno de nuestros productos y asegurarte que le estás dando la mejor calidad.