Envío GRATIS 2-3 días laborables. Con una compra de más de 30€
Envío GRATIS 2-3 días laborables. Con una compra de más de 30€
0,00  / 0 items
0
0

Cómo inculcar a tu peque buenos hábitos alimenticios

Todos sabemos que hasta los 2 añitos es más “fácil” hacer que tu peque coma aquello que tú consideres es lo mejor para él o ella, pero a partir de esa edad, cuando empiezan a ir al cole y a relacionarse con otros niñ@s, es difícil controlar al 100% su actitud hacia la comida.

En Smileat pensamos que la educación nutricional de tu hij@ es esencial para que lleve una vida saludable, por lo que queremos darte algunas pautas para que puedas inculcarle actitudes positivas en el consumo de alimentos saludables y sin añadidos, lo cual le ayudará el resto de su vida.

Lo primero que tenemos que hacer es enseñarles a valorar los alimentos, ¿cómo hacemos esto? Mostrándoles desde el principio la variedad de alimentos que existen, no nos centremos en “sota caballo y rey” ya que así corremos el riesgo de que vean la comida como algo aburrido; otro paso importante es que sepan apreciar, y se acostumbren a, las diferentes texturas, no es lo mismo una zanahoria cruda que hervida; el aroma y el sabor son muy importante, dejémosle que cuando empiecen con el sólido coman con sus cubiertos y las manos, así pueden disfrutar 100% de cómo huele y sabe un alimento; no relacionemos sólo el momento del almuerzo con sentarse a la mesa, hay todo un ritual alrededor de este momento: salir a hacer la compra, colocar los alimentos en el frigorífico, hacer un menú semanal, cocinar…; por último, es muy importante que sepa de dónde vienen los alimentos, de la huerta, de la granja, del mar…

Acuérdate de que a los niños les encanta imitar a los mayores, por lo que dale buen ejemplo, que vea que comes de una forma correcta, que vea que lo que tú le pides en su alimentación lo aplicas tú también a la tuya.

Si no llegan a tener malos hábitos en la mesa, no se lo tendrás que quitar nunca. Enséñale a tener una buena postura en la mesa, a que vea el momento de comer como una reunión familiar, no hace falta encender la televisión; el picoteo entre horas le quitará el apetito; no montemos un drama si un día “nos saltamos” este tipo de alimentación, un cumple o una fiesta puede ser un día especial, no pasa nada!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0,00  / 0 items
0
0