Envío GRATIS 2-3 días laborables. Con una compra de más de 30€
0,00  / 0 items
0
0

Cuidemos el mundo en el que vivimos

Como ya sabéis, en Smileat no sólo nos preocupamos por la calidad de la comida de tu peque (con nuestros potitos 100% ecológicos, papillas de cereales y smilitos), sino que también creemos que, como seres que habitamos este mundo, tenemos la responsabilidad de cuidarlo y protegerlo. Por ello, además de hacer potitos lo más naturales posibles, los hacemos con materia prima ecológica de productores y agricultores nacionales.

El día 4 de octubre se celebra el Día Mundial de los Animales. Lo que empezó siendo una celebración religiosa (San Francisco de Asís, patrón de los animales y ecologistas) se ha convertido en una declaración universal por su defensa desde que la ONU realizó la Declaración Universal por los Derechos de los Animales.

 

Sin embargo, nos queda mucho camino por recorrer. La lucha por la defensa de sus derechos no se realiza en un día, sino que es una educación que tenemos que impartir a los más pequeños para poder cambiar su futuro.

Este camino tiene un primer paso, la mascota en el hogar. Múltiples estudios han subrayado que tener mascota reporta beneficios en los niños que les generan aptitudes necesarias para un buen crecimiento. Así mismo, las responsabilidades que pueden tener nuestros pequeños con su mascota (como cuidar, jugar y alimentar) son las primeras grandes enseñanzas de su vida.

La importancia de que este respeto y cuidado hacia un animal sea impartido en el hogar, un ambiente de amor y cariño, significa que será una forma de actuar en su futuro. Algunas de las cualidades que un niño puede aprender de su mascota son:

  • Aprenderá a socializar con otros niños
  • Aumentará sus habilidades motrices, ya que jugará con él de forma diaria
  • Tener responsabilidades como el cuidado de su amigo le ayudará a introducir una disciplina en su día a día, lo cual le ayudará cuando empiece a ir al cole
  • Alimentar a su compañero le ayudará a aprender la importancia de comer y de estar sano

 

Porque el crecimiento de los más pequeños no depende sólo de lo que los padres pueden ofrecerles (intentamos darles la mejor educación, la comida más sana y ecológica, y que sean lo más felices posible) sino que este desarrollo también depende de ellos y de cómo se comporten con el mundo que les rodea.

Aprender a cuidar y respetar los animales y el medio ambiente, es el primer paso para crear un mundo mejor para nosotros y nuestros hijos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0,00  / 0 items
0
0