Envío GRATIS 2/5días. Con una compra de más de 30€
Envío GRATIS 2/5días. Con una compra de más de 30€
0,00  / 0 items
0
0

Mi hij@ no quiere comer verduras… ¿Qué puedo hacer?

Es muy típico, en muchas familias, que la hora de la cenar sea un tormento en lugar de un momento feliz y de unión. El peque lo pasa mal porque se niega a comer y vosotr@s lo pasáis mal porque os entran dudas como, ¿hasta dónde le obligo? ¿cuánto tiene que comer para que ingiera los nutrientes suficientes? ¿será así siempre?

En Smileat defendemos una alimentación infantil equilibrada y saludable, por lo que queremos daros unas pautas para controlar estos momentos de tensión.

Empecemos a hablar de las VERDURAS.

Suele ser un tipo de alimento que no entusiasma a los más pequeños debido a su acidez y su textura fibrosa. Además, de que escuchan a sus compañeros hablar mal de ellas, por lo que ya van predispuestos a que no les gusten… ¿Qué hacemos ante esto? ¡Hagámoselo atractivo! ¿A que cuando se pide una pizza en casa es motivo de celebración? ¿Por qué no celebramos cuando comemos espinacas para ponernos fuerte como Popeye? Si le preparas platos de fruta y verdura diferentes y divertidos seguro empiezan a comerlas. Como ya sabes, para introducir las verduras, siempre puedes contar con nuestros purés de verdura ecológicos de Verduras Variadas y Calabaza y calabacín.

¿Y si le gusta comer pero come muy lento y se entretiene con todo? ¿Es un problema?

Como ya sabemos, comer despacio y masticando bien es lo adecuada para llevar una alimentación saludable. Si vemos que no es despacio, sino algo extremadamente pesado, estimemos unos plazos coherentes y quitémosle el plato. Si no le das nada entre horas, cuando llegue la siguiente comida tendrá más gana de comer con un buen ritmo.

Otro de los grandes problemas es… A mi hijo no le gusta comer.

No seamos dramátic@s. Esto puede darse por varios motivos: puede ser que algunos días no tenga tanto apetito como de costumbre, si esto ocurre de vez en cuando no pasa nada, no siempre tenemos el mismo hambre; otras veces puede que el peque se encuentre mal, cuando tenemos mal cuerpo, estamos destemplados o nos duele algo, puede ser que no tengamos ganas de comer, también es algo normal y no tenemos que alarmarnos; por último, frente al clásico “No me gusta la comida” expliquémosles que hay distintos tipos de alimentos, y que muchos de ellos sí le gustarán. Probémoslos de una forma divertida y equilibrada, seguro encontramos recetas, con los nutrientes necesarios, que sí les gusten.

Much@s os estaréis preguntando, ¿y cuáles son los nutrientes necesarios?

Según nos recomienda la FAO/OMS, los requerimientos energéticos necesarios para los niñ@s son:

*Se ha definido como requerimiento nutricional, a la cantidad mínima de un nutriente específico que un individuo necesita para mantener un estado óptimo de salud, siendo capaz de prevenir la aparición de manifestaciones clínicas de desnutrición o de carencias específicas. En el niño los requerimientos son determinados de acuerdo a la cantidad necesaria de cada nutriente para mantener un satisfactorio crecimiento y desarrollo. Los requerimientos pueden variar cuantitativamente de un individuo a otro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0,00  / 0 items
0
0