descuento-treinta-por-ciento
treinta-por-ciento-de-descuento-en-segunda-unidad

Filtros

Filtros
Más filtros
Precio de venta4,29 €

Hecha con cereales 100% ecológicos: trigo, espelta integral, trigo sarraceno, avena, sémola de maíz, harina de quinoa y harina de arroz

Papilla sin gluten hecha a partir de cereales 100% ecológicos: trigo, maíz, arroz y quinoa

Alimentos que acompañan al bebé desde la alimentación complementaria y su crecimiento posterior

Descubre

Elaborados con ingredientes 100% ecológicos frescos y de temporada como carne, pescado, verduras, hortalizas o frutas.

Tarritos ecológicos Tarritos

Los diferentes sabores ayudan a desarrollar el paladar y la aceptación de distintos alimentos. No llevan conservantes ni aditivos artificiales.

Meriendas y snacks Meriendas

Son muy fáciles de digerir y suponen un complemento perfecto a la lactancia materna al proporcionar una fuente adicional de nutrientes.

Papillas Papillas

Tarritos Smileat, Alimentación infantil 100% ecológica

¿Por qué comprar papillas ecológicas para bebés?

Cada vez son más los consumidores que están aprendiendo a comer de manera responsable y más los productos ecológicos que podemos encontrar en el mercado. Queremos fomentar una mejor nutrición, sin tóxicos y potenciar una agricultura más sostenible.

Las papillas, ecológicas en este caso, como sabrás surgen de mezclar varios cereales con agua o leche; estos cereales que se añaden al agua o leche, son una mezcla en polvo de varios cereales juntos. Deben darse siempre molidos cuando el bebé los toma por primera vez, y una vez que el peque crezca se le podrán ir dando enteros, como las gachas de avena por ejemplo.

Los cereales deben elegirse siempre ecológicos, para evitar tóxicos ni químicos, sin azúcares añadidos, ni maltodextrina; siempre cereales sin hidrolizar, que es la ruptura química de estos, que hace que aumenten los azúcares. 

En nuestros productos no incluimos ningún tipo de azúcar libre, conservantes ni aditivos; nuestras papillas solamente contienen 0,7% de azúcar proveniente de los propios cereales. Es fundamental que los bebés no consuman azúcar hasta los 2 años, como recomienda la OMS o la ESPGHAN.

¿Qué beneficios aportan las papillas ecológicas para bebés?

Las papillas ecológicas aportan mucho más de lo que piensas; hay que tener en cuenta que un bebé es mucho más sensible que un adulto y, muchas veces los alimentos no ecológicos pueden contener sustancias nocivas, polución o pesticidas, que no cumplan con una alimentación natural.

Por tanto, las papillas que llevan cereales de cultivo ecológico tienen la garantía de contener ingredientes naturales, sin tóxicos ni químicos, y están exentos de modificaciones y sin tener añadidos artificiales, así que respetan el organismo del bebé y, además, no tienen alterado su sabor.

¿A partir de qué edad mi bebé puede comer papillas?

A partir de los 4 - 6 meses se puede comenzar a introducir cereales al bebé; se deberá comenzar por cereales sin gluten, para evitar intolerancias. Estos cereales podrán ser disueltos  en la leche o ser añadidos en las papillas. También se podrá comenzar con las frutas y verduras, generalmente se comienza con manzana, pera, plátano, naranja, calabaza, calabacín, patata…, su introducción se podrá hacer en forma de papilla.

Es importante que se vaya introduciendo de forma gradual y sin añadir sal y azúcar, en el caso de las frutas rojas y tropicales se recomienda que se posponga para más adelante.

¿Cuál es la cantidad recomendada diaria para un bebé de 6 meses?

Para hacer las papillas hay que disolver el producto en leche o agua caliente (no necesita cocción).

Para el biberón: hay que añadir 1 o 2 cucharadas soperas en 180 mL de leche o agua caliente, y agitar hasta obtener una mezcla homogénea. 

Para la papilla: hay que añadir 5 o 6 cucharadas soperas de producto a 180 mL de leche de continuación o agua caliente, remover hasta obtener una mezcla homogénea. La papilla debe administrarse al lactante inmediatamente después de ser preparada y no se debe utilizar restos de tomas anteriores. Asegúrate de cerrar bien la bolsa y guardarla en un lugar fresco y seco. Una vez abierto consumirlo en plazo preferente de un mes. Se recomienda una dieta sana y equilibrada y un estilo de vida saludable.

Otros productos:

Pack Alimentación infantil, Cereales y snacks ecológicos, Tarritos para bebé ecológicos Meriendas ecológicas para bebé, Papilla ecológica para bebé, Infusiones ecológicas para bebé