descuento-toda-la-web
descuento-toda-la-web

Filtros

Filtros
Más filtros

Este tarrito es la repera (la ciruela y el plátano).

Ahorra 0,26 €

Cuando abres este tarrito, suena una bachata de Juan Luis Guerra.

Ahorra 0,26 €

Acabas de encontrar a la media naranja de tu peque.

Ahorra 0,26 €

Este tarrito es frutal, digo, brutal.

Ahorra 0,26 €

Aquí sí mezclamos peras con manzanas.

Ahorra 0,26 €

Si buscas “yogurín” en google, te sale este tarrito.

Ahorra 0,30 €

Alimentos que acompañan al bebé desde la alimentación complementaria y su crecimiento posterior

Descubre

Elaborados con ingredientes 100% ecológicos frescos y de temporada como carne, pescado, verduras, hortalizas o frutas.

Tarritos ecológicos Tarritos

Los diferentes sabores ayudan a desarrollar el paladar y la aceptación de distintos alimentos. No llevan conservantes ni aditivos artificiales.

Meriendas y snacks Meriendas

Son muy fáciles de digerir y suponen un complemento perfecto a la lactancia materna al proporcionar una fuente adicional de nutrientes.

Papillas Papillas

Tarritos Smileat, Alimentación infantil 100% ecológica

Tarritos con frutas de Smileat

¿Qué frutas son las óptimas para iniciar en la alimentación del bebé?

Como ya sabrás, no hay un alimento perfecto para iniciar la alimentación complementaria, pero nosotros lo tenemos claro: las frutas son un “must” en este nuevo camino. Aunque la Asociación Española de Pediatría recomienda ofrecer de manera prioritaria alimentos ricos en hierro y zinc, también mencionan que una forma de favorecer y optimizar la absorción de ese hierro es complementarlo con vitamina C… ¿Y qué mejor que las frutas para dar ese aporte de vitamina C a su alimentación?

La OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan incluir en la alimentación infantil, al menos, un par de raciones diarias.

Desde los 6 meses pueden comer prácticamente cualquier fruta, con algunas excepciones, te damos los mejores consejos para que esta etapa sea saludable, divertida y segura para tu bebé:

  • Evita algunas frutas crudas por su riesgo de atragantamiento, como la manzana o la pera, aunque puedes adaptarlas a su versión cocida, sabrás que están en el punto perfecto si puedes aplastarlas fácilmente con el dedo.
  • Evita frutas pequeñas y redondas como los arándanos, uvas o cherrys.
  • La mayoría de frutas pueden tomarlas bien lavadas y peladas si es necesario, comienza por aguacate, fresas o plátano y juega con los colores.

Y recuerda que es normal que rechacen algunas frutas al principio. No es algo casual, es una etapa por la que van a pasar y es completamente norma.

Y como en la introducción de todos los alimentos… Si no quiere, no fuerces ni te enfades. Ellos perciben ese ambiente emocional tenso y puede que relacionen ese alimento con una experiencia negativa, lo que reducirá las probabilidades de que quiera probarlo de nuevo en el futuro. No es nada personal: es una etapa normal de su crecimiento y desarrollo, y les pasará en múltiples ocasiones. Es importante que el ambiente al comer sea relajado y favorecedor para que tengan una buena relación con los alimentos.

¿Cuándo empezar a darle potitos de fruta a mi bebé?

Es más que recomendable empezar a ofrecer tarritos de fruta desde los 6 meses. Su sistema digestivo está preparado pero… ¿Por cuál empezar? Aquí te dejamos nuestros tarritos de frutas para que puedas ir introduciendo este grupo alimentario tan esencial para su salud:

Los diferentes sabores ayudan a desarrollar el paladar y la aceptación de distintos alimentos. No llevan conservantes ni aditivos artificiales. ¡Elaborados con ingredientes ecológicos!