descuento-toda-la-web
descuento-toda-la-web

Filtros

Filtros
Más filtros

Lo sentimos, este tarrito sí te da calabazas.

Ahorra 0,35 €

Con este tarrito no tendrás que hacer el avión, el camión, la moto, el tractor, el tren, el submarino…

Ahorra 0,35 €

A los bebés gymbros les encanta este tarrito.

Ahorra 0,40 €

Vas a flipar con todas las propiedades de la chirivía

Ahorra 0,40 €

Nuestras abuelas están orgullosas de este tarrito.

Ahorra 0,40 €

El tarrito para combatir la edad del pavo.

Ahorra 0,40 €

Las alubias blancas de toda la vida, pero ahora, en un tarrito.

Ahorra 0,40 €

Hay muchos peces en el mar, pero los mejores están en este tarrito.

Ahorra 0,40 €

Úrsula no quería la voz de Ariel, quería este tarrito.

Ahorra 0,40 €

Es como una noche estrellada de verano.

Ahorra 0,42 €

¡Verás! Estas lentejas, tu peque, sí las quiere y no las deja.

Ahorra 0,42 €

Un tarrito que está casi mejor que las croquetas de nuestras madres.

Ahorra 0,42 €

Tarrito de Bacalao con VerdurasTarrito de Bacalao con Verduras

Un tarrito para quien corta el bacalao.

Ahorra 0,40 €

Un tarrito para que no seas un mar de dudas.

Ahorra 0,42 €

Alimentos que acompañan al bebé desde la alimentación complementaria y su crecimiento posterior

Descubre

Elaborados con ingredientes 100% ecológicos frescos y de temporada como carne, pescado, verduras, hortalizas o frutas.

Tarritos ecológicos Tarritos

Los diferentes sabores ayudan a desarrollar el paladar y la aceptación de distintos alimentos. No llevan conservantes ni aditivos artificiales.

Meriendas y snacks Meriendas

Son muy fáciles de digerir y suponen un complemento perfecto a la lactancia materna al proporcionar una fuente adicional de nutrientes.

Papillas Papillas

Tarritos Smileat, Alimentación infantil 100% ecológica

Tarritos de comidas de Smileat

Introduciendo los ingredientes en la alimentación del bebé

Los tarritos suponen un paso muy importante en la introducción de los alimentos en la dieta del bebé. La carne, verdura, pescado o legumbres aportan los nutrientes más importantes por su rico valor biológico en nutrientes, así como por minerales como el hierro o el zinc.