ENVÍO* GRATUITO A PARTIR DE 30 EUROS (*PENÍNSULA)

intolerancia-alimentaria-bebe-smileat

Cómo detectar una reacción alérgica u intolerancia en el bebé

Las alergias e intolerancias alimentarias es uno de los temas que más preocupa a mamás y papás cuando se empieza con la introducción de los alimentos. Se trata de una reacción del sistema inmunológico del bebé a alguna sustancia presenta en algún alimento concreto.

 Los alimentos que suelen provocar más alergias son:

  • Los huevos
  • La leche de vaca
  • El trigo
  • Frutos secos: nueces, pistachos, cacahuetes, anacardos…
  • El atún, el salmón y el bacalao
  • Mariscos
  • Algunas frutas: fresa, kiwi, piña…

Los pequeños suelen presentar reacciones alérgicas a los alimentos en las siguientes 1 o 2 horas después de su ingesta. Por eso, es muy importante introducir los alimentos de uno en uno, en días distintos, y apuntar cuales les hemos dado y qué reacción hemos observado. Por norma general, no deberás esperar ningún signo de alarma, ya que posiblemente tu bebé acepte bien todos los alimentos. No obstante, cal estar atento por si a caso. Los síntomas de alergia e intolerancia no siempre salen de inmediato.

¿Qué síntomas alertan de una alergia alimentaria?

Lo mas habitual es que, en caso de alergia, el bebé presente una reacción en su piel: una urticaria, es decir, manchas rojizas en la piel que pican, eczemas parecidos a los de la dermatits atómica o hinchazón.

Otros síntomas, aunque no se suelen relacionar tanto con alergias, son las náuseas, vómitos o diarrea; estornudos o sibilancias, palidez en la piel, sensación de mareo e incluso, en los casos mas graves, pérdida del conocimiento.

¿Qué debo hacer ante una reacción alérgica?

Ante todo, calma. Si te pones nerviosa y el bebé lo nota, él aún se va a poner peor, y tu no vas a saber reaccionar con la solvencia que lo harías si estuvieras tranquila. Lo más recomendado es acudir al servicio médico para que valoren de inmediato su situación y le ofrezcan un tratamiento para parar los síntomas.

alergia-bebe-smileat

Una vez haya pasado el cuadro alérgico, acudiremos al pediatra del pequeño para hacer un diagnóstico en claro de su alergia y dejar que nos oriente y guíe.

En términos generales, ante una alergia o intolerancia alimentaria deberemos intentar evitar el o los alimentos que provocan esa reacción a toda costa. Y eso supone, aprender a leer meticulosamente las etiquetas de los alimentos y medicamentos, y enseñar al pequeño qué tipo de alimentos no puede comer, para que no nos llevemos una sorpresa en el colegio o en una fiesta de cumpleaños.

También será importante tener siempre tener siempre la medicación antihistamínica encima, por si sufre un episodio de alergia agudo.

 

 Español  Inglés