Envío Gratis a península en compras +30€

Consejos para el destete y alimentación complementaria

Consejos para el destete y alimentación complementaria

El destete no es más que el cambio en la alimentación del bebé, donde este pasa de tener únicamente lactancia a incluir en su dieta diferentes alimentos, sean frutas, verduras, cereales, entre otros. Sin embargo, para hacer eso hay que tener presente ciertas consideraciones y, además, hacerlo de forma moderada para no cambiar bruscamente los hábitos del niño.

Es importante destacar que esta inclusión en la alimentación se recomienda a partir de los seis meses de edad del bebé, así que si te encuentras en este periodo y no sabes cómo hacerlo, hemos preparado unos consejos para el destete y alimentación complementaria que te serán de mucha ayuda.

Cómo empezar la alimentación complementaria en los bebés

Hay que tomar en cuenta que los bebés no tienen un organismo tan desarrollado como los adultos, por lo tanto, se debe tener mucho cuidado con su alimentación.

Según la tabla de introducción de alimentos bebé OMS, los niños deben consumir leche materna hasta los 6 meses y a partir de este tiempo se pueden ir incorporando diferentes alimentos para hacerles una dieta un poco más fuerte y que vaya supliendo todas sus necesidades.

Es recomendable tener presente que eso no quiere decir que se dejará de amamantar al bebé, sino todo lo contrario, acompañaremos su alimento principal con otro secundario para ir acostumbrando su estómago y que tenga un mejor desarrollo.

En este punto es oportuno recordar que la lactancia es recomendable hasta un año de edad, pero esta puede prolongarse hasta los dos años sin ningún problema.

Cómo continuar el destete

El destete es la inclusión a la dieta del niño de otros alimentos, esto se hace porque después de los seis meses de edad del bebé la leche materna no aportará todos los nutrientes que se necesitan para su crecimiento, así que una vez se inicie el destete se irá cambiando de solo frutas y verduras a cereales, sopas y carnes; dejando en último lugar alimentos que puedan causar alergias como el huevo, enlatados o pescado.

Asimismo, siempre es importante respetar horarios y adecuar las porciones según las indicaciones de un nutricionista o del pediatra, ya que ellos saben la manera adecuada de cómo introducir alimentos al bebé.

¿Qué cantidad de alimentación complementaria debo darle a mi bebé?

Los padres por lo general tienden a introducir en el pequeño una cantidad exagerada de alimentos, pero esto lo puede llevar al vómito o a sufrir de sobrepeso; así que las porciones que le tienes que dar a tu bebé deben ser mínimas, teniendo presente que durante esta etapa él es capaz de regular su alimentación, por tanto, deja de pensar que necesita comer un plato repleto de arroz, ya que con una porción como del tamaño de la tapa del biberón es más que suficiente.

Con relación a la proteína, a esta hay que tenerle especial cuidado porque el exceso de la misma causaría serios problemas de sobrepeso en el niño, así que lo mejor es preguntar al médico la cantidad adecuada que se puede dar al bebé. Además, recuerda que el peque no debe consumir carne todos los días porque podría enfermar.

¿Debo poner sal o azúcar a la comida de mi bebé?

Hay que considerar que en el gusto de los bebés la percepción de la sal no es innata, de igual manera, no es necesaria para cumplir con una nutrición adecuada, ya que todos los alimentos por lo general contienen sodio.

Por lo tanto, no es recomendable el uso de ella durante las primeras etapas, así proteges al bebé de acostumbrarse a ingerir comidas muy saladas que lo hacen propenso a sufrir hipertensión o generar una sobrecarga en los riñones, que aún están en proceso de desarrollo.

Lo mismo pasa con el azúcar, la introducción de la misma en una edad temprana puede acarrear serios problemas, como por ejemplo, diabetes, así que evita en lo posible darle dulces y, en lugar de eso, una manzana o un plátano es suficiente.

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

 Español