OPERAMOS CON NORMALIDAD EN NUESTRA TIENDA ONLINE. Envio gratuito en pedidos superiores a 30 euros*

alimentación-complementaria-bebé

Etapas en la alimentación complementaria

La alimentación complementaria es la oferta de alimentos o líquidos a los lactantes para complementar la leche materna o de fórmula. Se considera que a partir de los 6 meses del bebé, la leche materna deja de ser suficiente para alimentar exclusivamente al pequeño, con lo que se ha de suplementar con alimentos que ayuden a cubrir las necesidades nutricionales del lactante.

Esta transición de la lactancia materna exclusiva a la alimentación complementaria suele comprender el período de los 6 a los 24 meses. En este tiempo, el alimento principal del bebé seguirá siendo la leche materna, que poco a poco se verá sustituida por otros alimentos que le permitan llevar una dieta variada.

Es muy importante que, durante esta etapa y hasta los 3 años, la alimentación del pequeño sea lo más equilibrada posible ya que de ello dependerá su futuro desarrollo físico e intelectual.

 

Nuevos sabores, olores, texturas…

El inicio de la alimentación complementaria, sobre los 6 meses de edad, es abrir un mundo completamente nuevo al bebé: sabores nunca antes descubiertos, texturas nuevas, olores que no sabía que existían… Si bien es cierto que a través de la leche materna el bebé ya ha sido capaz de percibir alguna de estas características.

 

Etapa 1: Lactancia materna exclusiva (0 a 6 meses)

La OMS y la Asociación Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento y hasta los 6 meses.

 

Etapa 2: Introducción de los primeros alimentos (6 a 12 meses)

A partir de los 6 meses, se empieza a introducir la alimentación complementaria o introducción a los sólidos, mientras se continúa amamantando con frecuencia y a demanda al bebé. La alimentación complementaria, en este momento, tiene un doble objetivo: satisfacer los requerimientos nutricionales del pequeño y crear unos hábitos alimentarios saludables.

 Entre los 7 y 9 meses empieza la masticación rítmica, aunque el bebé no tenga dientes, por lo que es conveniente ofrecerle alimentos muy fáciles de masticar.

 

Etapa 3: ¡A comer como los mayores! (13 a 24 meses)

A medida que el bebé va desarrollando habilidades psicomotoras, va adoptando una alimentación más parecida a la de los adultos. El objetivo principal de esta etapa es conseguir que sobre los 2 años tenga unos hábitos saludables, variados y equilibrados. Además, en la medida de lo posible intentad ir aumentando la gama de alimentos para que su paladar conozca y se adapte a sabores y texturas de todo tipo.

Si quieres saber más sobre alimentación complementaria, puedes consultar nuestro artículo ¿Cómo introducir los nuevos alimentos en la dieta del bebé?

0 comentarios 0

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

 Español